El escolta estadounidense ya está en Badalona preparado para su segunda etapa en la Penya

Brandon Paul ya ha llegado a Badalona procedente de los Estados Unidos. El escolta de 30 años aterriza por segunda vez en la Penya para ser pieza importante de un equipo que tiene grandes objetivos esta temporada. Paul ya jugó con el Joventut en la temporada 2015-16 y fue el máximo anotador del equipo con 13'2 puntos por partido.
Nada más llegar al Olímpic, Paul reconoció que está con muchas ganas de empezar y que quería volver a la Penya. "Es uno de mis lugares ideales para estar y uno de mis equipos favoritos. Tengo la sensación de que no terminé el trabajo aquí y he vuelto para hacerlo".

Mentalidad ambiciosa

El Joventut va en una clara línea ascendente en las últimas temporadas y este factor ha sido clave para volver a la Penya. "Miro la plantilla y lo que me han dicho sobre el equipo, y creo que tenemos una oportunidad para ser realmente buenos. Quiero ir día a día pero tengo las expectativas muy altas". Los objetivos son ambiciosos, y también la mentalidad con la que llega Paul: "Los entrenadores esperan que ayude al equipo a tener éxitos y yo espero lo mismo. Creo que tienen grandes esperanzas puestas, con grandes objetivos. El cielo es el límite".

Dice Paul que no mira por sus números y que viene a hacer lo que sea necesario para el club, y añade que ahora es mejor jugador que en su primera etapa: "Ahora soy mejor jugador, seguro. Tengo 30 años, tengo más experiencia, he jugado un par de años en la Euroliga, probé en la NBA y en otras ligas. Estoy muy satisfecho por volver a la liga española y la competición europea".

Las primeras palabras de Brandon Paul

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.