Uno de los ilustres del Joventut, homenajeado por su ciudad natal



El Polideportivo Municipal del Centro de L’Hospitalet de Llobregat ya lleva el nombre de Marcel·lí Maneja, un jugador ilustre del Club Joventut Badalona (1946-1953). De este modo, su ciudad natal le ha querido hacer un gran y emotivo homenaje en motivo del centenario de su nacimiento (5 de junio 1921).

Su hijo, Francesc Maneja, ha asegurado en declaraciones en penya.com que este gesto es muy importante para él: "Significa mucho para mí, ya que mi padre siempre había sido muy reconocido por el Joventut, pero no tanto en L'Hospitalet, aunque las cosas habían cambiado en los últimos años. Ha sido un gran detalle y él hubiera estado muy contento. De todos modos, si sus nietos y bisnietos van a jugar allí, siempre podrán hablar sobre su abuelo o bisabuelo".

Maneja también ha explicado qué significó su padre para la Penya: "Siempre lo han querido mucho. Por ejemplo, cuando hicieron el programa del 75 aniversario, hablaron  muy bien de él. Cuando íbamos a ver el Joventut, muchas veces, cuando la gente lo veía en el palco, venían a saludarlo aunque no lo habían visto jugar". Además, ha añadido: "Durante aquella época, la Penya iba subiendo de categoría, pero le faltaba empuje, y Marcel·lí Maneja provocó un cambio muy grande en el juego del Joventut, con su velocidad y sus contragolpes. La llamaban la flecha verdinegra, y cuando jugaba con la selección, la flecha catalana".

Marcel·lí Maneja, que desgraciadamente nos dejó en 2015, fue dos veces Campeón de España y tres de Catalunya durante sus 7 años en el Joventut.
Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.