Una Penya con poco acierto en el triple y con muchos balones perdidos pierde en Francia contra el Boulogne Metropolitans 92 (86-78)
El Club Joventut Badalona no ha podido certificar el liderato del grupo A después de perder en la pista del Boulogne Metropolitans 92 por 86 a 78. La Penya, con muchas bajas (Tomic, Bassas y Feliz), ha luchado hasta el final pero el poco acierto en el triple (6/23, 26%) y los balones perdidos (17), han condenado al equipo a la derrota. A pesar de perder, el Joventut sigue líder del grupo y si el próximo martes gana al Slask Wroclaw en el Olímpic, será primero.

Simon Birgander ha inaugurado el marcador y la Penya se ha situado con un +4 de inicio, 2-6, pero los franceses se han rehecho y con un parcial de 12-0 han obligado a Carles Duran a detener el partido para cambiar la dinámica (14-6, min.7). La entrada de Derek Willis le ha dado un plus de energía al equipo verdinegro, y entre el estadounidense y Brodziansky han logrado reducir la desventaja a 5 puntos al final del primer cuarto, 20-15.

La máxima desfavorable para el Joventut ha sido de 9 puntos, 24-15, antes de que dos triples de Pau Ribas y Guillem Vives situaran a la Penya a sólo 3, 26-23, a 7 minutos para el descanso. Los locales volvieron a estirar su ventaja con un McRae pletórico, 32-25, pero la pareja Ribas – Birgander mantuvo a la Penya a poca distancia, 34-29. Un triple de Ribas ha puesto al Joventut a 3 puntos, 35-32, pero de nuevo los locales han acelerado el ritmo de juego y se han ido al marcador, 40-32. En el descanso, un parcial de 1-8 culminado por un mate de Birgander ha permitido a la Penya irse sólo a un punto, 41-40.

El trabajo de Vives y Birgander, los dos jugadores más destacados de la Penya al inicio del cuarto, han permitido que los verdinegros le dieran la vuelta al duelo, 46-47, pero un nuevo parcial francés ha vuelto a dejar al Joventut por detrás, 60-53. Los balones perdidos han sido un hándicap en algunos momentos, pero el equipo ha seguido en partido y al final del tercer acto, sólo perdía de 6 puntos, 65-59.

En el último período, el Boulogne Metropolitans ha gestionado mejor el ritmo del partido y ha dominado el duelo hasta el final. A 6 minutos para acabar la diferencia era de 10 puntos, 72-62, y aunque un triple de Willis ha acercado la Penya, 74-69, los verdinegros no han tenido opciones de ganar. Con el 86-78 final, el Joventut ha sumado una nueva derrota y no ha podido certificar el liderato del grupo A, aunque sigue dependiendo de sí mismo. Si los de Carles Duran ganan el próximo martes en el Slask Wroclaw, serán primeros de grupo y seguirán optando a ser el mejor equipo de la fase regular de la competición.
Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.