Las pruebas médicas realizadas a Derek Willis han confirmado que el jugador tiene un esguince de grado II en el tobillo izquierdo.

El plazo de recuperación oscilará entra una y dos semanas.
Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.