El ala-pívot norteamericano habla de sus primeros días en la Penya y de cómo se está adaptando al equipo
Derek Willis ha llegado a Badalona con la intención de esforzarse al máximo y dejárselo todo en la pista. En los primeros partidos ya hemos podido ver cómo se mueve el norteamericano y qué tipo de juego es el que tiene. Willis fue el jugador más destacado contra el Barça en las semifinales de la Liga Catalana, en una muestra de todo lo que puede ofrecer en el Joventut.

Los primeros días están siendo muy positivos, y destaca Willis que la dinámica es muy buena: "Me encanta el equipo, creo que tenemos buenos jugadores. Me gusta la química que hay entre nosotros, con jugadores jóvenes de la cantera que entrenan y juegan con nosotros y nos ayudan. Es muy bueno ver que este año todo el mundo hace lo que toca, que intentan hacer la jugada correcta en la pista y creo que irá mejorando a medida que avance la temporada".

Para Willis, jugar en la ACB era un objetivo que tenía marcado desde que tuvo claro que quería ser jugador profesional: "Es la mejor liga. Siempre había escuchado cosas buenas sobre la competición y cuando estaba en la universidad de Kentucky quería estar en el mejor lugar posible. Cuando acabé la carrera y supe que vendría a Europa, uno de mis objetivos era jugar en España. Todo el mundo me decía que era mi lugar, y era un objetivo que he hecho realidad".

El esfuerzo no se negocia

En los primeros partidos ya hemos visto el estilo de juego de Derek Willis. El ala-pívot se lo deja todo en la pista, y es uno de los aspectos que le pide el entrenador, Carles Duran: "Quiere que aproveche mis virtudes. Quiere que corra la pista, que coja rebotes y salga rápido si puedo. Sobre todo me pide que sea agresivo en ataque y que juegue como sé. Es lo que intento hacer los entrenamientos y en los partidos".

Sobre la adaptación al vestuario, dice Willis que el idioma no es un problema: "Está yendo bien. Obviamente hablan mucho rato con castellano, también en los entrenamientos, pero los entrenadores ayudantes van traduciendo y todo va bien. Todo el mundo habla inglés, así que el idioma no es un problema. Entiendo palabras en castellano, llevará un tiempo pero no será un problema".

Y tiene un mensaje ambicioso para los aficionados de la Penya: "Estoy muy contento de estar aquí. La ciudad, la gente, todo es muy bueno, hay muchas cosas por hacer. Tenemos un buen equipo, una plantilla para hacer cosas interesantes, y creo que tendremos una gran temporada y llegaremos lejos en la Eurocup".



Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.